El dolor de cabeza que se origina a raíz de una contusión cerebral es conocido como dolor de cabeza post-traumático. Su frecuencia e intensidad en la mayoría de pacientes disminuye con el tiempo y desaparece normalmente dentro de 6 a 12 meses. Algunas veces perdura varios años y ocasiona traumatismos moderados. De la variedad de síntomas comunes que están relacionados con una contusión cerebral (vértigo, insomnio, falta de concentración, cambio de personalidad o comportamiento), el dolor de cabeza es el síntoma que más sobresale. Se desconoce la razón por la cual una contusión leve en la cabeza resulta tan incapacitante.

El dolor de cabeza es un malestar que afecta con frecuencia a los pacientes que padecen de artritis. Existen varios tipos de artritis. Los dos tipos más comunes son: artritis reumatoide y osteoartritis. La artritis reumatoide es una enfermedad que afecta las articulaciones mediante el desgaste de los cartílagos (tejidos firmes que recubren los huesos). Se presenta en cualquier edad, ocasionando deformación severa en las articulaciones, especialmente de las manos y los dedos. También afecta la primera y segunda vértreba de la columna cervical (vértebra del cuello). A pesar de producir deformaciones severas, la artritis reumatoide no siempre es dolorosa.

El glaucoma es una enfermedad óptica progresiva que puede causar ceguera irreversible si no es tratada a tiempo. Sucede cuando el líquido dentro del ojo (humor acuoso) no evacua adecuadamente, aumentando como consecuencia la presión dentro de los ojos (presión intraocular). Uno de sus síntomas es el dolor de cabeza.

La migraña afecta a más de 37 millones de mujeres norteamericanas, lo que representa una incidencia tres veces mayor en las mujeres que en los hombres. Este dolor de cabeza de tipo vascular se presenta más comúnmente entre las edades de 15 y 55 años y entre un 70% a 80% de las personas que la sufren tienen antecedentes familiares de migraña. Muchos factores pueden desencadenar ataques de migraña, tales como la alteración del ciclo del sueño-vigilia, pasar por alto o demorar comidas; medicamentos que causan dilatación de los vasos sanguíneos, uso diario o casi diario de medicamentos para aliviar los dolores de cabeza; luces brillantes, luz solar, luces fluorescentes, ver televisión o cine, algunos alimentos y el ruido excesivo. El estrés y/o la depresión subyacente son importantes factores desencadenantes que se pueden diagnosticar y tratar adecuadamente.

El dolor de cabeza puede ser un síntoma primordial del Síndrome Pre-menstrual (SPM). Existen varios tratamientos para el SPM, debido a que es una condición muy difícil de tratar. El uso de antiinflamatorios sin esteroides (fármacos usados para tratar la artritis), tartratos de ergotamina, o triptanes...

El dolor de cabeza tipo tensión es un dolor de cabeza no específico, que no es de naturaleza vascular o migrañosa y no está relacionado con una enfermedad orgánica. Es el tipo más común de dolor de cabeza y está causado por la contracción muscular en la parte posterior del cuello y/o cuero cabelludo. Hay dos clasificaciones generales de dolor de cabeza tipo tensión: episódico y crónico, que se diferencian por la frecuencia y severidad de los síntomas. Ambos se caracterizan por provocar un dolor sordo que no pulsa y afectar a ambos lados de la cabeza. Los síntomas son muy similares para ambos tipos y pueden incluir:

El ataque de un dolor de migraña, en algunos pacientes, puede ser producido por factores ambientales. Algunos de estos factores ambientales están relacionados con los cambios de clima (humedad, temperatura, presión atmosférica, vientos). Otros están relacionados con los cambios de rutina, las luces resplandecientes (reflejo de la luz del sol), luces parpadeantes (fluorescencia de las pantallas de televisor o cine), y olores o sonidos fuertes.

La denominaciýn dolor de cabeza en racimos (o en grupo) se refiere a la presentaciýn del dolor en grupos de ataques o en brotes. Este tipo de dolor de cabeza tambiýn se conoce como dolor de cabeza histamýnico, migraýa roja, dolor de cabeza de Horton y cefalgia o neuralgia esfenopalatina. Los perýodos de dolores de cabeza pueden durar varias semanas o meses y luego desaparecer completamente por varios meses o aýos, con intervalos considerables libres de dolor entre cada serie. Esta es uno de los dolores de cabeza menos comunes y su causa es desconocida. El dolor es de naturaleza vascular y es causado por dilataciýn de los vasos sanguýneos de la cabeza. El sistema neurovegetativo estý ýntimamente relacionado con el origen del dolor de cabeza en racimos y parece estar controlado por alteraciones en el ýrea hipotalýmica. Se cree que esta ýrea y otras ýreas adyacentes regulan los ciclos diarios y anuales que se producen en el cuerpo. Si bien no es frecuente, es posible que una persona que sufre de este tipo de dolores de cabeza tambiýn sufra de migraýa.

La tiramina es un aminoácido vaso-activo que se encuentra en algunos alimentos como el queso añejo, las nueces, el hígado de pollo, y los arenques (perteneciente a la familia de la sardina). Produce dolor de cabeza en algunos pacientes, y es un producto que se obtiene al convertir la tirosina (aminoácido presente en muchas proteínas) en epinefrina (hormona activa producida internamente en la glándula adrenal).